Formulario de búsqueda

Regla 3

Situaciones de urgencia y ofertas difíciles de rechazar son algunos de los ganchos que utiliza el phishing para hacerse con tu información o tomar el control de tus dispositivos. No caigas en la trampa y tomate un momento para reparar en estos consejos antes de hacer clic o responder.

1. No conocés el remitente del email.

Pasa el ratón por encima de su dirección de correo o responde al email, para ver el verdadero remitente. A continuación, comprobá si la dirección está bien escrita, el dominio es de confianza y si se corresponde con el nombre de quien te envía el correo.

2. Si te piden hacer clic, descargar o responder con información.

Tené cuidado con los correos o mensajes que te pidan hacer clic en un enlace o descargar archivos, ya que podrían tratarse de intentos de phishing.

3. Si hay mucha urgencia.

Los correos, llamadas o mensajes fraudulentos suelen pedirte que actúes rápidamente. Por ejemplo, solicitarán tus datos para darte un premio cuanto antes, tener ventajas como cliente o solucionar un problema de seguridad.

 

Ejemplos para identificar casos de suplantación de identidad

Mirá este ejemplo, abrís un correo electrónico que dice ser de tu compañía
eléctrica. Te pide que hagas clic en un enlace para acceder a tu área personal,
donde tienés que confirmar tus datos bancarios. El tono es de urgencia porque, al
parecer, hay un problema de seguridad. Tomate unos segundos para pensar y no
hagas clic en el enlace, ya que podría tratarse de un intento de phishing. En ese
caso, contactá con tu compañía eléctrica a través de sus canales oficiales o
reportalo reenviándoles el email.
 
aqui texto
 
aqui texto