Formulario de búsqueda

Regla 4

Tener la misma contraseña, o parecidas, en todas tus cuentas
online es una práctica muy poco recomendable
, pero muy común. Si
este es tu caso, te interesará conocer estos consejos de seguridad, que
pueden ayudarte a abandonar esta costumbre y mejorar la gestión de
tus contraseñas.

1. Utilizá passphrases.

Son contraseñas de 3 o más palabras. Por ejemplo, descifrar
“gallinaperrogatoconejo” llevaría varios siglos, el doble que “#sK8/aD+:“, y
además es más fácil de recordar. Recordá que lo que hace fuerte una contraseña
es la longitud, no su complejidad.​

2. Aplicá la autenticación multifactor (MFA).

Además de tener una contraseña robusta, utilizá siempre que sea posible la
autenticación multifactor (MFA). Este método requiere formas de identificación
adicionales y que solo vos tenés, como por ejemplo, un código que te llega al
celular, tu huella o reconocimiento facial.

3. Utilizá gestores de contraseñas.

No anotes tus claves en un papel ni en las notas del celular, utilizá un gestor de
contraseñas.
Estas aplicaciones te permiten guardar todas tus contraseñas y
simplemente necesitás recordar una clave maestra para acceder a ellas.

 

  • No repitas contraseñas ni utilices claves por defecto.
  • Recordá que lo más seguro es no utilizar la misma contraseña dos o más veces. Si
    lo hacés, tendrías que cambiar todas tus claves, en caso de que una de tus cuentas
    se vea amenazada.
  • Además, es aconsejable cambiar aquellas claves que se generan por defecto o
    vienen predefinidas, como en el caso de los routers del WIFI. Personalizalas, para
    aumentar su seguridad.